"El cómo te sientes, te sugiere cuán cerca estás de obtener lo que deseas"

"El cómo te sientes, te sugiere cuán cerca estás de obtener lo que deseas"

martes, 28 de junio de 2011

Axioma de La Ley de Atracción: Así como Piensas, así serán tus Experiencias.

Cuando empiezas a utilizar la ley de atracción de manera consciente, a veces desconoces que además de conocer tus propias creencias limitantes, sobre aquello que te interesa, tienes que ahondar en otras que tienen que ver con otros aspectos de tu vida, inclusive con aquellas que escuchabas decir a tu familia, porque si las escuchaste de niño, ingresaron a tu cerebro bastante permeable por aquel entonces,  y con el correr de los años, te hiciste de otras creencias, seguramente en la misma sintonía que las que escuchaste a edad temprana, y sólo reconociendo ahora, las unas y las otras, vas a poder liberar todo tu potencial creativo, primero en las afirmaciones o visualizaciones que contrarresten esas creencias, y luego en los resultados de ver materializadas las experiencias que quieres vivir.
Y recuerda: Si no cambias el MODO, no cambian los RESULTADOS.


¿Te identificas con algunas?:
“Unos nacen estrellados y otros con estrella”.
(¿Tienes dificultades para sobresalir, para tener éxito?).

“Estoy acostumbrado a tratar con gente que es mala entraña”.
(Baja autoestima, victimización, elevada negatividad, prejuzgamiento...)

“Es una constante en mi vida.”
(Se profetiza nuevamente sobre sucesos desafortunados y se acierta cien de cien).

“No podía ser de otra manera en mi vida.”
(Ya se ha convencido de que no merece que le suceda cosas buenas.)

“No es el dinero lo que me importa.”
(Seguramente lo dice alguien a quien el dinero le falta bastante... y está teniendo un pudor enorme frente a la riqueza. Se tiene el paradigma: Espiritualidad vs Riqueza). (Más ampliamente explicado en mi artículo “La clave es que el dinero se enamore de Tí”.)

“Soy un “buscavidas.” ”
(En Argentina se le llamaba o llama así a los vendedores ambulantes, pero generalmente la gente que se menciona a sí mismo así, en mi opinión, equivale al sentido que se le da de luchar, perseguir, esforzarse, sacrificarse, para tener una vida digna).

“Soy una luchadora”.
(Es muy similar a llamarse buscavidas, pero generalmente más amplio, lo interpreto como de alguien que está diciendo que pelea todo en su vida, y en desventaja.)

“Siempre me enamoro de quien no me corresponde.”
(Lo he escuchado tantas veces entre mujeres, que es tentador suponer que es patrimonio cultural del sexo femenino, pero no lo es. Lamentablemente la baja autoestima, las creencias que arrastramos, etc. son un cóctel eficaz a la hora de vivir experiencias amorosas similares con personas supuestamente diferentes, pero con un denominador común...) (Más ampliamente explicado en mi artículo "Mujeres que ya no aman demasiado").


“Nadie me respeta”.
(¿Se respeta usted?)

“No tengo suerte.”
(A diferencia de la persona que en el casino juega mucho y cuenta sólo las veces que ganó, usted, en la vida, cuenta sólo las veces que no ganó, que tuvo que esforzarse, que apostó a una relación y no le fue como esperaba, (si esperaba que le fuera bien, claro), salvo que hiciese la autoprofecía que mencioné en “Es una constante en mi vida”).

Y ...
“No tengo suerte con los trabajos”.
“El infierno está acá”.
“Soy un paria.”
“El mundo es una jungla.”

¿Cuál es la suya?

Citas para Pensar...

"El talento que se nos ha dado, el tesoro de la verdad, no se debe esconder, debe transmitirse a otros con audacia y valentía, para que sea eficiente y, cambiando la imagen, para que penetre y renueve la humanidad como hace la levadura." Joseph Ratzinger.

"Aunque supiera que el mundo se desintegrará mañana, igual plantaría mi manzano." Martin Luther King.

"La fe consiste en creer lo que no vemos, y la recompensa es ver lo que creemos." Agustín de Ipona.

"Una crisis difícil puede soportarse mejor, si retenemos la convicción de que nuestra existencia tiene un propósito: una causa para abrazar, una persona para amar, una meta para alcanzar." John Maxwell .

Citas para Reflexionar...

Por Martin Luther King:

"Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano." 

"Siempre es el momento apropiado para hacer lo que es correcto."

"Tu verdad aumentará en la medida que sepas escuchar la verdad de los otros."

"Una nación que gasta más dinero en armamento militar que en programas sociales se acerca a la muerte espiritual."

viernes, 24 de junio de 2011

La Ambición y los Estados de Conciencia.

El inconsciente colectivo considera a la Ambición como un acto egoísta, que conlleva la profecía de la destrucción. La ambición se convierte en negativa cuando la obsesión por el objeto de ambición, se busca como el fin que justifica todos los medios.
La ambición es en sí, positiva.
Es la antesala de las obras que se hacen en un pueblo, es el combustible del deseo, que pone a trabajar las ideas y las preguntas correctas.
Existen siete estados de conciencia. Cuanto más cerca del séptimo, (hacia arriba) más despierto estará nuestro nivel de consciencia y lógicamente estará feliz con ser ambicioso y desear para su vida aquello que merece, por derecho natural, aunque, como todo derecho, también presupone una obligación.
La ambición positiva, entonces, se sostiene con estos pilares:
*Moral
*Verdad
*Generosidad
Si su liderazgo se retroalimenta de ambición, más estimulará a otros,  se verá genuinamente recompensado, y sin esperarlo siquiera obtendrá ayuda desinteresada, para sus metas.

Eleva tu Consciencia de Prosperidad con la Ley de Atracción.

Ahorra y Págate!


Destina no menos de un diez por ciento de tu sueldo para ahorrar con fines positivos, (nunca "por si acaso", o "para las malas épocas"), sí, para imponderables positivos, así no se imantan sucesos negativos que generan una merma en la cantidad que se puede ahorrar. Considera que ese ahorro es un pago que te haces. Esa nueva actitud, de ahorrar, de tener tu propio pago, de separar un dinero y no volver a mirarlo o tocarlo, salvo para invertir una parte inteligentemente, y volver a a invertir.

No sólo será una buena medida en cuanto al saneamiento de las finanzas, también lo será por el mensaje positivo que se envía con respecto a cuán comprometido está uno con la Ley de Atracción y aquello que dice que desea, o que se compromete a hacer.

Concretamente, derrochar es un mensaje negativo para el Universo, cuando se reza que se quiere Prosperidad.



La Clave es que el Dinero se enamore de Tí.

¡Porque también tiene que ser divertido entender las creencias!
Te propongo un juego... Lo entenderás si lees esta entrada, hasta el final.


Dice Wikipedia sobre estar enamorado: "El enamoramiento es un estado emocional... Las características principales del enamoramiento son sintomáticas, las cuales según la mayoría de autores son: ... Intenso deseo de reciprocidad (que el Individuo también se enamore del sujeto), intenso temor al rechazo, pensamientos frecuentes e incontrolados del individuo que interfieren en la actividad normal del sujeto puro, pérdida de concentración, fuerte activación fisiológica (nerviosismo, aceleración cardíaca, etc.) ante la presencia (real o imaginaria) del individuo, atención centrada en el individuo, idealización del  individuo, percibiéndo sólo características positivas, a juicio del sujeto. El estudio científico de los factores psicosociales y biológicos implicados en el enamoramiento y el amor no sólo ha generado la aparición de intervenciones cada vez más eficaces en el ámbito de las relaciones de pareja, sino también la difusión de métodos para atraer y conquistar al sexo opuesto."
Ahora Juguemos:
Si transcribo las líneas en negrita, usted lo leería así:

"...Es un estado emocional... Las características sintomáticas son: ... Intenso deseo de reciprocidad (que también se enamore del sujeto), intenso temor al rechazo, pensamientos frecuentes e incontrolados del individuo que interfieren en, fuerte activación fisiológica (nerviosismo, aceleración cardíaca, etc.) ante la presencia (real o imaginaria),atención centrada, idealización... El estudio científico de los factores psicosociales implicados, no sólo ha generado la aparición de intervenciones cada vez más eficaces, sino también la difusión de métodos para atraer y conquistar."
Ahora que lo leyó, le pregunto:
¿Pensaría que sólo era posible que estuviera definiendo la emoción que está en juego cuando se está enamorado de una persona? Sí? Solamente de una persona? Solamente del temor al rechazo de una persona? Solamente de los métodos para atraer y conquistar a una persona?
Pues no, en realidad creo, que también tiene muchos puntos en común con las relaciones que las personas tenemos con el dinero... y en algún punto, hasta deberíamos propender tener algo de ese enamoramiento con el dinero.

El dinero tiene muchísimo de emocional para nosotros. La relación que tenemos con el dinero, es tan importante como la relación cordial o no que tengamos con otros aspectos de nuestras vidas. No estoy diciendo que el dinero es más importante que su familia. Y sí, estoy diciendo que el dinero es purísimo... Porque cuando un señor paga la obra social y puede llevar a su señora a dar a luz a su hijo, hubo un dinero que pagó esa obra social, esa cama de hospital, etc. Y esa familia, es lo más importante, y ese dinero, insisto, es purísimo. Es lo mismo que si le digo que comer es bárbaro, porque las células se nutren y etc., etc., y usted elige sentarse y comer en cantidades de pura gula.

Es su elección... la comida, el alimento, en sí, era bueno para uno, y era puro. El dinero, es lo mismo. Es su elección lo que hace con él, es su elección si lo conserva o lo derrocha, si lo quiere en cantidades para cubrir los gastos del mes o del año, de su familia, o también la de sus hijos. Es la persona la que manda, no el dinero.

El dinero es energía, es una materia, pero es energía, la misma energia que tienen otras cosas y los seres humanos. Muchas personas tienen mucho prurito de decir: "Amo el dinero, y el dinero me ama a mí", y sepa que así está haciendo una elección, desde una emoción, desde el temor. Les causa malestar decir: "Quiero ser rico". Sepa que no está rechazando ser rico, sino que está cimentando ser cada vez más pobre, si tiene temor de expresarlo de ese modo. Porque también podría haberle puesto su firma y decir: "Amo el dinero, y el dinero me ama a mí, y es maravilloso tenerlo para compartirlo con los que quiero, y eso me hace muy rico y feliz". (Después, si quiere tener un negocio o un holding, una casa o un chalet, un botecito o un barco, viajar al sur argentino, (paraíso en mi corazón, si los hay), o a París, es una elección personal, y son distintos estándares de riqueza. Y no va a dejar de ser "rico" espiritualmente, salvo que no lo quiera. Como decía mi papá, cuando era niña: No cambia el dinero a la gente, la muestra.
Volviendo al enamoramiento, seguramente usted quiere la mejor suerte para su enamorado. Y lo mismo espera de su dinero! Quiere que esté con usted, pero si lo derrocha, si lo descuida, si lo deja hecho bollitos, si lo escribe, si le pone bajo precio a sus productos o servicios, si no se atreve a pedir un aumento, es un mal mensaje de amor... hacia esa energía o dinero o abundancia, que quiere ver fluyendo en su vida. Como en el amor, tiene pensamientos frecuentes hacia ese objeto de deseo, quiere reciprocidad, y teme que le falte, lo que le ocasiona nerviosismo... idealización del dinero cuando lo tiene, y cuando le sobra, y denostación, dudas sobre su integridad y fidelidad, cuando el objeto de amor, falta.
Es una suerte que no me tenga a mano para tirarme con cualquier objeto contundente... pero insisto en aquello de estar enamorado, pero ambos sabemos que no por tirarle besos al dinero o decirle lo mucho que lo quiere ya habrá mejorado su relación con el dinero, sino que, lo que digo, es que el dinero, es aquello que se debe enamorar de usted. Y para ello, como si de tratar de conquistar a un individuo se tratase, debe mostrar lo mejor de usted, que es el mejor postor para incrementar esa energía positiva, esa relación, y cuidarlo.

Y en esta relación no hay primera vista posible...  no se euforice, no se obsesione, porque tiene que hacer todo lo que esté a su alcance desde su cabeza, para que ese dinero se quede con usted y lo haga financieramente libre.
* Gracias por compartir este artículo con tus amigos. Si estos temas son de tu interés, visita mi otro blog http://como-afirmar-y-atraer-rapidamente.blogspot.com/

viernes, 17 de junio de 2011

Contrato conmigo mismo:


Yo,  ....................................., me reconozco a mí misma/o como un ser adulto con opciones y posibilidad de elegir, y me comprometo completamente con el proceso activo de sacar de mi personalidad y de mi carácter el mejor partido, y de mi mundo, mejorar todo lo que esté en mis manos, desde mi plenitud, sin sacrificar mis necesidades y metas, y sin verme tentada/o a verme en roles de perseguidor, de salvador o de víctima, que no hacen más que dañar profundamente mi autoestima y estancarme.
Ya no estaré dispuesta/o a permitir que el miedo, la obligación y la culpa, controlen mis decisiones.
Voy a aceptar el silencio como medio de obtener las respuestas claras que necesito, que de otro modo, serían seguramente, más de la misma forma que he razonado, de manera viciosa, y con resultados afines.
Ya no permitiré que el dolor se apodere de mi vida, de una manera recurrente y maliciosa.
Recordaré que el calor del amor, nada tiene que ver con las experiencias de adrenalina que me dejan vacía/o, sólo pidiendo más amor y más protección... sólo porque yo no he sabido quererme.
Cuidaré de mí misma, de mi vida, de conservar la armonía, durante todo el proceso.
Leeré a menudo este Contrato y sus anexos, para recordar cuáles han sido los patrones de conducta o pautas de pensamientos que debo eliminar y cuáles debo asimilar.
Me prometo que si hago un retroceso, fracaso y vuelvo a caer en viejos esquemas de conducta, no utilizaré esos tropiezos como excusa para dejar de lado mi objetivo.
Me prometo que seré prioridad de mis prioridades, de aquí en adelante, y me felicitaré por cada paso positivo que de, por pequeño que sea.


Penalidad por no cumplirlo: Su corazón se resentirá.






La Ley de la Atracción y la Ambición.

Mucho se ha dicho sobre la ambición... Cuando los hombres se equivocan y pierden todo lo material, siempre hay alguien presto a señalar: ¡Fue la desmedida ambición!. Se confunde, en realidad, ambición con avaricia.

La ambición puede ser el deseo fulgurante de poseer cosas materiales, reconocimiento, medallas, posteridad, protagonismo, fortuna y placeres, pero también puede ser el anhelo encomiable de superarse a sí mismos, reconocerse desde otro lugar y función, pero generando algo digno y desinteresado por lo cual ser recordado y respetado, como es el caso de los prohombres, de los próceres y de los inventores o científicos como Edison y Pasteur, respectivamente, que motivados y ambiciosos, no claudicaron, y hoy, gracias a ellos, podemos iluminar nuestro hogar, y tomamos leche pasteurizada.
A diferencia de la avaricia, la ambición mejora al hombre y a los que les sirve sus logros, en cambio la avaricia, fulmina todo lo que tiene a su paso, y el avaro, no distingue la línea de la ética, y todo lo que persigue, en algún aspecto siempre irá contra sí mismo y contra los demás.
Para que avancemos permanentemente y disfrutemos logros de la mano de la Ley de Atracción, debemos elevar nuestro ser espiritual, y que éste esté por encima de ruindades como la avaricia, y motivado hacia una ambición equilibrada y coherente con sus valores, con aquellas cosas que de verdad le importan.





viernes, 10 de junio de 2011

Si practicas visualizaciones para atraer pareja...

... Necesitas previamente hacer una limpieza de tus creencias.

Mucho se ha dicho y escrito sobre tres pasos rápidos para atraer cosas o experiencias. Desde ya, que reducir a la Ley de la Atracción, a sólo tres pasos, me parece desmerecer su amplio Poder y condenar nuestras peticiones a escasos resultados.

Si practicas visualizaciones para atraer pareja...


... Pero no has hecho una limpieza de creencias tales como:


El amor es sufrimiento.
Qué difícil es que alguien me valore como soy.
Están todos casados!
Son todas iguales a la madre, y en lo no deseable.
Por qué están todo el tiempo huyendo?
Todavía no encontré nadie que me asombre de verdad.
Se que amo a una persona cuando puedo probarlo.
Amo incondicionalmente, (cuando "incondicionalmente" se confunde con "en desmedro mío").


... Pero no te has liberado de la culpa, la ansiedad, el autocastigo o el miedo:


Algo tengo yo, o soy poca cosa,  que no puedo encontrarla/o.
He sido un/a  imbécil.
No soporto la soledad.
Me aburro totalmente sin una pareja.
¡Todo el mundo me dice que no me quede sola/o!
Me corre el reloj biológico!
Todas mis amigas/os ya se han casado... y yo?

... ¿Entonces no crees que en primer lugar, lo único, lo necesario, lo urgente y lo importante, es hallarte a vos misma/o, como alguien valioso, que podrá ser visto, merecido, valorado, querido lo suficiente, y echarte a la Ley de Atracción a tu favor, trabajando sobre tus puntos flacos, sobre tus creencias irracionales, haciéndote las preguntas correctas?
El monstruo no es el reloj biológico, sino la creencia en sí misma, ya también se rige por la ley de atracción... porque la mujer que lo menciona teme que no pueda tener hijos si se le hace "tarde", y ése es el problema!, (si así lo cree, así será), está claro que necesita juntarse de valor y no desesperarse, sino justamente lo contrario.
...¡Claro que funciona la Ley de Atracción!
En resumen, si crees que el amor es sufrimiento, pues, obviamente sufrirás, y será una larga, larga y sufriente relación.

Pausa y Reflexión.

Extraído del libro "Perdonar", de Robin  Casarjian.

Pausa y reflexión.


¿Consientes en favorecer el desarrollo de tu pareja aunque te pueda causar cierta ansiedad?

¿Quieres esforzarte por ser paciente y aceptar las diferencias que hay entre vosotros?

¿Quieres ofrecer respuestas y observaciones sinceras, sin críticas ni acusaciones?

¿Consientes en respetos y honrar las necesidades de tu pareja aunque sean diferentes de las tuyas?

Observa y toma conciencia de tus respuestas con amabilidad y sin juzgar.

domingo, 5 de junio de 2011

Perdonarse a uno mismo: Un fabuloso nacimiento.

Extraído del Libro "Perdonar" de Robin Casarjian.

Perdonarse a uno mismo es probablemente el mayor desafío que podemos encontrar en la vida. 
En esencia, es el proceso de aprender a amarnos y aceptarnos a nosotros mismos, pase lo que pase.
En el capítulo 6, (dice su autor), definí el amor como ni más ni menos que la expresión sencilla, sincera y natural de nuestra integridad, la plena aceptación de nosotros mismos.
Es el estado del ser que surge de la disposición a aceptar sin críticas la totalidad de quienes somos, con nuestros aparentes defectos y nuestra gloria innata.
Amarse y perdonarse son esencialmente la misma cosa.
Suele haber una enorme resistencia a perdonarse a uno mismo, porque, como cualquier otro cambio importante, es una muerte. Muere el hábito de considerarnos pequeños e indignos, mueren la vergüenza, la culpa y la autocrítica. "Me avergüenzo de haber engordado tanto", "Siempre me sentiré culpable por no haberme despedido", "Dejaré de sentirme culpable si las cosas salen bien", "Me perdonaré cuando ella me perdone." ¿Cuántas veces nuestra disposición a amarnos y aceptarnos ha dependido de que las circunstancias sean distintas a como son?
¿Qué críticas de nosotros mismos tendríamos que dejar marchar para perdonarnos?
El objetivo del perdón es arrojar luz sobre los engaños, temores, juicios y críticas que nos han mantenido cautivos en el papel de nuestro propio carcelero. Es descubrir la opción de renunciar a ese despiadado trabajo para poder así nutrir toda la verdad de quienes somos. 
Perdonarse a uno mismo es un fabuloso nacimiento. Es inherente en los momentos en que tenemos la experiencia directa de la compasión, el amor y la gloria de nuestro Yo superior más allá de toda definición.

Pausa y Reflexión.

Extraído del libro "Perdonar", de Robin Casarjian.

Cierra los ojos. Haz unas cuantas respiraciones profundas de relajación y toma contacto con un lugar de paz de tu interior. 
Con los ojos de tu imaginación, ve a tu pareja y durante unos momentos suspende todo juicio o crítica.
Ve la realidad que hay más allá de tu personalidad, su apariencia física, sus sub-personalidades y sus temores.
Ve su luz, su integridad y su inocencia celestial. Abre tu corazón... no te refrenes.

miércoles, 1 de junio de 2011